Todo lo que debes saber sobre la licencia de primera ocupación: qué es, quién la paga y cómo se consigue

Liciencia 1ª ocupacion

⏯ Si prefieres escuchar que leer ¡dale al play!

Seamos sinceros, la burocracia es un tema que no gusta a nadie. O al menos no a las personas que no son especialistas en esta materia.

En la mayoría de ocasiones los textos legales son indescifrables y el temor a no cumplir con alguno de sus requisitos siempre ronda nuestra mente.

Por esa razón, una ayuda profesional en este sentido, nunca está de más.

Así que ¿qué te parece si explicamos qué es la licencia de primera ocupación y todos los detalles que se esconden tras de ella?

Si eres propietario de una vivienda y quieres alquilarla, te interesa saber de qué va todo esto.


¿Qué es la licencia de primera ocupación?


Como podrás imaginar, la licencia de primera ocupación es un documento tramitado por las administraciones y que está ligado a la construcción de viviendas.

Pues bien, para ser más concretos, es el documento que expide el ayuntamiento de cada localidad tras verificar que la vivienda se ha ejecutado acorde a lo que decía el proyecto y las condiciones de la licencia que fue otorgada.

Esto por un lado y, por otro, también acredita que la obra está acabada y cumple con los requisitos urbanísticos, ambientales y de seguridad.


¿Para qué sirve este documento?


La licencia de primera ocupación es un documento que es de utilidad principalmente en dos casos:

  • Construcciones de nueva obra. Hablamos de nuevas viviendas.
  • Reformas que alteren el uso de la construcción. Aquí entran todas aquellas que vayan a cambiar su uso original. Por ejemplo, locales comerciales que se transforman en viviendas.

Sea como sea, es obligatorio para acreditar que el inmueble cumple con las exigencias urbanísticas y es legal al 100%.

En caso de no contar con ella, es posible que no se pueda contratar la luz o el agua, así como otros suministros, y tampoco empadronarse en dicha casa.


¿Quién debe pagar la licencia de primera ocupación?


Como cualquier documentación que expide el ayuntamiento, la licencia de primera ocupación tiene un coste.

El precio varía en función de cada administración, pero normalmente está condicionado por los metros cuadrados de la edificación y el tipo de construcción. Aproximadamente, hablamos de unos 450€, aunque este dato es solo informativo.

No obstante, al tratarse de un tema ligado a la construcción de una vivienda, el pago de la tasa de la licencia de primera ocupación corresponde al promotor, a no ser que seas tú mismo quien esté construyendo la vivienda.


Cómo obtener la licencia de primera ocupación


Ahora que hemos resuelto algunas de las dudas más frecuentes sobre la licencia de primera ocupación, podemos pasar a un tema más denso: cómo obtenerla.

Para ello, lo primero que debes tener en cuenta es que se necesitan realizar diversos trámites para cumplir con todos los requisitos que exige la administración.

Y uno de los más importantes es recopilar toda la documentación que es necesaria. Entre ella encontramos:

  • El formulario correspondiente para realizar la solicitud de la licencia de primera ocupación.
  • El certificado de final de obra correctamente firmado por la dirección de la misma.
  • Si la vivienda es de VPO, se deberá acreditar su calificación definitiva.
  • Libro del edificio, el cual deberá recoger información sobre el proyecto, el acta de recepción de la obra, el listado de agentes que han intervenido y las instrucciones de uso y mantenimiento.
  • El justificante de haber pagado las tasas de la solicitud.
  • Boletín de instalación de suministros, así como el protocolo de pruebas de instalación.

Tras este paso, el siguiente será la visita de los técnicos del ayuntamiento al edificio para comprobar que todo está acorde a lo que se ha presentado en el proyecto técnico y que respeta la legislación.

Si todo está correcto, el ayuntamiento otorgará la licencia de primera ocupación.

Antes de pasar al siguiente punto debes saber que no es lo mismo solicitar una licencia de primera ocupación en Madrid que una licencia de primera ocupación en Cataluña. Más abajo te contamos la razón.

Sin embargo, este proceso es el estándar que siguen todas las administraciones.

formulario


¿Es obligatorio para alquilar mi vivienda?


Si atendemos a la definición de licencia de primera ocupación, podemos ver que sin este documento no es posible hacer uso de una vivienda.

Recordemos que si no se cuenta con ella, no es posible contratar suministros básicos para vivir, ni tampoco empadronarse en ella.

Con lo cual, ¿es obligatorio tener esta licencia para alquilar tu vivienda?

Sin duda alguna, sí.

Si eres propietario de un inmueble y quieres alquilarlo, debes asegurarte de que todo está en regla, incluyendo este documento. 

Aquí te contamos más sobre qué necesitas para poner tu vivienda en alquiler.

Así que, ahora que sabes cómo obtener la licencia de primera ocupación, si estás haciendo obra en un edificio propio o vas a comprar un nuevo inmueble para alquilar, asegúrate de que cuentas con ella.


Diferencia entre la licencia de primera ocupación y la cédula de habitabilidad 

Para acabar, queremos aclarar cuál es la diferencia entre la licencia de primera ocupación y la cédula de habitabilidad, pues sabemos que son dos términos que tienden a confundirse.

Lo más importante es mencionar que su fin administrativo es distinto:

  • Licencia de primera ocupación. Su objetivo es el cumplimiento de la ley urbanística y verificar que la construcción se ha llevado a cabo respetando la legislación y la licencia de obra pertinente.
  • Cédula de habitabilidad. Sirve para demostrar que la vivienda reúne los requisitos técnicos, de salubridad y de edificación exigidos para que pueda ser ocupada.

Como ves, son trámites similares, tanto que algunas comunidades han eliminado este último y han integrado sus requisitos en el primero, unificándolos. De este modo, no es necesario solicitar dos documentos, sino tan solo uno.

Hablamos, por ejemplo, de Andalucía, Madrid, Galicia, Castilla y León o Aragón. Por esta razón decíamos que no es lo mismo solicitar la licencia en Madrid que en Cataluña.

Sea como sea, si vas a alquilar tu vivienda, comprueba que cuentas con toda la documentación que exige la ley de tu comunidad y te quitarás un problema de encima.

Si lo haces con Wolo, además la digitalizaremos  para que la tengas accesible y localizada siempre. 

Así, evitarás lidiar con este papeleo y podrás alquilar sin preocuparte por ello.

Si tienes alguna otra duda sobre el alquiler de tu propiedad, escríbenos y te asesoraremos para que tomes tu mejor decisión. Recuerda, con Wolo alquilas seguro y vives tranquilo.


También te podría gustar...