¿Cómo afecta la inflación al alquiler de viviendas?

inflacción alquiler vivienda

⏯ Si prefieres escuchar que leer ¡dale al play!

De la que está cayendo, ningún sector se libra. La subida de precios está afectando a todos por igual y el inmobiliario no es una excepción.

La subida del IPC está afectando tanto a la compraventa como a los alquileres.

E incluso, estos últimos han sido objeto de las medidas que ha tomado el gobierno para paliar los efectos de la crisis.

Probablemente, estés al día de lo que dicen en la prensa y la televisión, pero ¿quieres saber cómo afecta realmente la inflación al alquiler de viviendas?

Si eres propietario, deberías conocer todos los detalles relacionados. Y, aún más importante, deberías saber de qué manera puedes protegerte de las posibles consecuencias de esta situación.

A continuación, te lo contamos.


Cómo afecta la inflación a la oferta y demanda de pisos en alquiler


En economía todo está relacionado. Cuando la inflación se dispara, saltan las alarmas en todos los mercados y comienzan a desarrollarse una serie de acontecimientos que acaban afectando a todo un país.

Eso es lo que está ocurriendo con la oferta y la demanda del alquiler. 

La inflación irremediablemente ha provocado una subida en los precios del alquiler, aunque como veremos más adelante, el gobierno ha aprobado una serie de medidas que limitan esta subida.

Al subir los precios, es probable que pienses que tanto la oferta como la demanda bajarán. Pero, esta suposición no es del todo correcta.

Es cierto que la inflación afecta al poder adquisitivo de los individuos, ¿pero qué hay de esas personas que empiezan a trabajar, cambian de empleo, se mudan a otra ciudad en busca de nuevas oportunidades o que simplemente y por cuestiones cotidianas de la vida (independencia, hijos, etc.) necesitan cambiar de hogar?

Podemos decir que existe una demanda que siempre estará ahí, o que al menos no se verá afectada en el corto plazo y con los niveles de inflación que se manejan a día de hoy en España.

Por otro lado, la oferta puede verse algo afectada por la limitación al ajuste de precios que ha impuesto el gobierno. 

Y es que, es probable, que muchos propietarios ante esta imposición, decidan retirar sus viviendas del mercado del alquiler o especulen en cuanto a si es el momento adecuado.

Pero, como veremos ahora, se trata de una medida puntual que puede ayudarles a seguir teniendo su piso alquilado y a continuar cobrando su renta mensual.

Con lo cual los efectos de la inflación pueden verse tanto del lado de la oferta, como de la demanda, pero si analizamos la situación con detenimiento, algo que a priori está dibujado como un escenario desfavorable, puede beneficiar a muchos.


Desvinculación del precio del alquiler y el IPC ¿Qué implica y qué limitaciones trae?


Como mencionamos antes, el gobierno ha aprobado una serie de medidas para intentar mitigar los efectos de la inflación.

Y entre ellas se encuentra la desvinculación del precio del alquiler del IPC.

Esto supone que, aunque el IPC crezca, los precios de los alquileres no van a poder hacerlo al mismo ritmo.

En concreto el incremento de los precios se ha limitado a un 2%. Es decir, aunque el IPC se sitúe en un 8%, la renta del alquiler no podrá subir más de un 2%.

De este modo se busca evitar una crisis en el alquiler y que los efectos de la inflación en el alquiler sean desfavorables. Una medida que en el corto plazo beneficia a los inquilinos que están ahora mismo en un piso de alquiler.

A pesar de que muchos propietarios no ven estas medidas con buenos ojos, debemos entender que si queremos que el mercado de los alquileres siga vivo, se deben tomar este tipo de decisiones. De lo contrario, la espiral de precios puede ser incluso peor y llevar a un punto en el que pagar un alquiler sea casi imposible para la media de la ciudadanía. Lo cual no favorece ni a propietarios, ni a inquilinos.

Además, es una forma de dar seguridad a los propietarios de que seguirán cobrando su alquiler y teniendo su vivienda alquilada.

La buena noticia, es que si vas a alquilar tu piso por primera vez, es un momento favorable, pues el aumento de precios puede beneficiar a la rentabilidad de la operación.

IMPORTANTE:

  • Esta limitación del IPC en el alquiler se aplica a aquellos contratos en vigor y que se vayan a revisar este año. No a contratos nuevos.
  • Esta medida relacionada con la subida del IPC y el alquiler, estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2022.

calcular inflacción


¿Qué supone para el propietario alquilar en tiempos de recesión?


Aunque ya hemos comentado algunas de las consecuencias de la inflación en el alquiler, veamos en más detalle qué implica la situación actual que estamos viviendo:

  • Posibilidad de entrar en un mercado al alza. Si estás pensando en alquilar tu vivienda, este podría ser un buen momento. Ahora que los precios están al alza, tienes la oportunidad de arrendar tu piso por un precio superior al de hace unos meses. Recuerda que la medida del gobierno sólo afecta a los contratos vigentes.
  • El mercado se mantiene vivo. Gracias al límite impuesto por el gobierno, se evitará que la inflación en el alquiler traiga consigo la muerte de un mercado tan rentable como este. Si quieres entrar, existen garantías de que las operaciones continuarán.
  • Continuidad en el pago de las rentas. A pesar de que no puedas subir el precio, si ya tienes un piso en alquiler con la situación actual, te asegura (o al menos minimiza el riesgo) de que tus inquilinos no se retrasarán en el pago, incurran en impagos, o decidan buscar otra vivienda. 
  • Huecos en el mercado. Si decides alquilar tu vivienda ahora podrás ocupar el hueco que han dejado otros propietarios que, debido a la inflación en el alquiler, han decidido retirar sus casas del mercado. Es decir, habrá menos competencia para dar respuesta a una demanda que como hemos visto, permanece.

Como ves, no es todo negro. Puede ser un buen momento para poner tu vivienda en alquiler, si sabes verlo desde otra perspectiva.


¿Cómo evitar impagos en tiempos de crisis?


Por último, si lo que más te preocupa de la inflación en el alquiler es el riesgo de impago que suele aumentar en tiempos de crisis, debes saber que tienes varias opciones para evitar que suceda:

  • Seguro de impago del alquiler. Se trata de un servicio que ofrecen las aseguradoras para cubrir a los propietarios en caso de que el inquilino no pague su renta. Es un mercado con alguna que otra letra pequeña. Puede serte útil, pero te recomendamos que te informes bien antes de contratar uno.
  • Alquiler Garantizado. Esta es la opción que proponemos desde Wolo y que mejora las limitaciones de los anteriores. Se trata de asegurar el cobro de la renta cada mes pase lo que pase. Es decir, garantizamos que el día 12 de cada mes vas a tener tu ingreso en el banco. Pero eso no es todo.

Además de lo que suelen ofrecer los seguros en cuanto a indemnizaciones, algunas de las ventajas del Alquiler Garantizado son:

  1. Cobertura de impagos por tiempo ilimitado
  2. Intermediación con el inquilino y terceras partes
  3. Pago desde el primer momento del alquiler (sin carencias)
  4. Un asesor personal a tu disposición siempre
  5. Incluye todo el proceso de alquiler del piso. Desde las fotos, publicación y búsqueda de inquilinos, hasta la firma del contrato.

Sea cual sea la opción que elijas, lo importante es que te sientas tranquilo a la hora de alquilar tu vivienda. Nunca está demás estar protegido ante imprevistos.

Si tienes dudas o deseas saber más, en Wolo  podemos informarte de manera personalizada y sin compromiso. Así, con la información en la mano, podrás tomar la decisión que más te conviene.

Ponte en contacto con nosotros y resolvemos todas tus dudas.


También te podría gustar...