La nueva era de los alquileres de larga duración: ¿qué beneficios aporta el uso de la tecnología a los propietarios?

⏯ Si prefieres escuchar antes que leer ¡dale al play!

Como si fuera una apisonadora, la tecnología ha irrumpido en nuestras vidas con fuerza. Y viene dispuesta a cambiarlo todo. 

Lo podemos ver en multitud de sectores. Todos se están subiendo al carro, incluso el inmobiliario.

De hecho, ya hay plataformas como Airbnb y Booking, plenamente enfocadas en los alquileres temporales, que usan la tecnología para llegar a más clientes.

Pero ¿qué hay de los alquileres de larga estancia? La digitalización, ¿para cuándo?

A pesar de que existen portales que anuncian viviendas, aún necesitamos avanzar más para adaptarnos a los nuevos modelos de consumo.

Sobre ello queremos hablarte hoy.

Queremos mostrarte cómo el auge en la demanda del alquiler y las nuevas tecnologías son los ingredientes perfectos para obtener rentabilidad de los alquileres de larga duración.

¿Estás listo? ¡Empecemos!


¿Realmente existe una oportunidad para los alquileres de larga duración?


La situación actual de la vivienda en España es clara: entre aquellos que están en edad de acceder a su primera vivienda, el porcentaje de personas que decide alquilar es mucho mayor que el que decide comprar.

Las circunstancias económicas y sociales de hoy en día han provocado que gran parte de los jóvenes se independicen de este modo.

Con lo cual, la oportunidad para los alquileres de larga duración existe. Es una realidad.

A esto hay que sumar que muchas personas trabajan fuera de sus lugares de origen. Y esto también provoca que el alquiler sea una opción altamente demandada.

En ambos casos, hablamos de una necesidad a cubrir con los alquileres de larga duración. Pero aclaremos qué son realmente.


Qué son los alquileres de larga duración


Esta modalidad de alquiler se basa en el arrendamiento de una vivienda a alguien que está buscando una propiedad para vivir de forma habitual en ella.

Es decir, mientras esté vigente el contrato, será el lugar donde resida de forma permanente. Será su domicilio a todos los efectos.

Esta es su principal particularidad y la diferencia más notable respecto a otras modalidades de alquiler.

Por ejemplo, en un alquiler vacacional el periodo de tiempo en el que cada inquilino habita la vivienda no suele ser superior a 30 días. Y en un alquiler a estudiantes, normalmente hablamos de los 9 meses que dura el curso académico.


Cómo han evolucionado los alquileres de larga duración


Según la edad que tengas, es probable que recuerdes al típico agente inmobiliario que iba llamando a las puertas preguntando por viviendas vacías.

O, en su caso, por aquellas con intención de alquilar o vender.

Esto ya es muy raro verlo, aunque siempre hay por ahí algún despistado.

Ahora lo que suelen hacer tanto particulares como agentes es colgar sus viviendas en portales de alquiler y compraventa.

Pero nada más, se quedan ahí.

Otros, como nosotros, estamos dando un paso más gracias al proptech, la tecnología aplicada a las propiedades.

Y apostamos por digitalizar todo el proceso de alquileres de largo plazo. Desde la promoción de la vivienda hasta la firma del contrato y más allá.

Como imaginarás, esto tiene una serie de ventajas, especialmente para los propietarios.


Qué ventajas aporta la tecnología a los propietarios de alquileres de larga duración


Siempre que la tecnología aterriza en un sector o en alguna empresa en concreto, lo hace para aportar beneficios. Y en el caso de los alquileres de larga duración no iba a ser menos.

Además de dar vida a la denominada inmobiliaria online, su aplicación va más allá.

Gracias a ella es posible ganar seguridad y aportar una mejor experiencia a quien pone a disposición de los inquilinos su vivienda.

Esto se traduce en ventajas como las siguientes:


Transparencia

El hecho de usar una plataforma de alquiler para encontrar el inquilino perfecto para tu vivienda no resta cercanía y transparencia en ninguno de los casos.

Es más, al estar todo gestionado a través de una herramienta a la que tú, como propietario, tienes acceso, podrás revisar cualquier documentación, información, firma, cláusula u otro dato importante cuando quieras.

Además, tendrás acceso a asesores expertos, quienes te sacarán de dudas cuando lo necesites.

Con lo cual, la tecnología aplicada a los alquileres de larga duración suma transparencia, lo mires por donde lo mires.


Acceso a la información y documentación

Aunque ya lo hemos mencionado, una gran ventaja es poder tener siempre disponible la documentación relativa al alquiler.

Las plataformas que lo gestionan suelen estar en la nube. Con lo cual el acceso a ellas es ilimitado. 

Sea lo que sea que necesites consultar, podrás hacerlo dónde y cuándo quieras.

Todo el proceso del alquiler estará digitalizado y su gestión es 100% online.


Ahorro de tiempo y dinero

Esta nueva era de los alquileres de larga duración viene repleta de novedades. Y una de las que más gusta a los propietarios es el hecho de delegar por completo la gestión.

Eso incluye, por ejemplo, el no tener que gestionar solicitudes o desplazarse para realizar visitas y firmar el contrato de arrendamiento.

Gracias a la digitalización, el contrato quedará guardado en la plataforma y desde ahí mismo se podrá firmar. En tan solo unos minutos y de forma 100% segura.

Otra ventaja, es el cálculo del precio del alquiler. Gracias al Big Data y el acceso a la información puedes tener una valoración exacta, online y en minutos. Lo que además de rentabilizar tu alquiler, te ahorrará dolores de cabeza. 


Accesibilidad a más y mejores inquilinos

Este punto vale su peso en oro. Gracias al Big Data, es posible validar a un inquilino antes de firmar el contrato con él. Con procesos automatizados que permiten comprobar un perfil en minutos.

Es decir, ese miedo de no saber realmente a quién le estamos alquilando nuestra vivienda, desaparece.

Y lo hace porque podemos comprobar si se trata de una persona solvente, si es conflictiva o si ha tenido problemas en otras viviendas de alquiler.

¡Tranquilidad absoluta! Algo que a su vez, nos garantiza un ahorro económico. 

Dejaremos nuestra vivienda en buenas manos y eso nos evitará tener que gastar un pastizal en arreglar destrozos por un mal uso de la misma. Por no hablar del Alquiler Garantizado o, dicho de otro modo, del pago de la renta asegurado mes a mes pase lo que pase.


Alquiler más rápido y cómodo

Por último, no podemos negar que para el propietario todo esto supone un extra de comodidad, ya que esta nueva era de los alquileres de larga duración se ocupa de todo: desde buscar al inquilino perfecto hasta gestionar la firma del contrato.

Además, es un proceso mucho más rápido que el tradicional. La automatización de procesos y la tecnología han logrado reducir el tiempo que se tarda en alquilar un piso en cerca de un 70%.

Nada más que por el simple hecho de delegar al 100% en profesionales expertos las tareas que hay que hacer, como propietario, ganas mucho tiempo.

¿Qué te parece todo lo que te hemos contado? ¿Te dejas llevar por los encantos de la tecnología y te animas a alquilar tu vivienda de su mano?

Si es así, déjanos aconsejarte. Escríbenos y te daremos todos los detalles sobre cómo funciona nuestra plataforma, cómo alquilamos tu piso en 9 días y cómo garantizamos el cobro de tu alquiler pase lo que pase y para siempre.

En Wolo somos especialistas en alquileres de larga duración.



También te podría gustar...